Bulbos de otoño, flores de primavera. Gladiolus tristis.

El gladiolus tristis es una iridacea, es decir, que pertenece a la misma familia que otras plantas muy conocidas como la melasphaerula o la pseudotrimezia.
Tal vez la anterior aclaración no le haya sido de mucha ayuda porque con esos nombres no creo que ni en su propia familia sepan reconocerlas. Sin embargo si le digo que este gladiolo está emparentado familiarmente con los iris (como los famosos iris que pintó Van Gogh) tal vez ya empiece a situar mejor esta planta bulbosa en el reino vegetal. Aunque emplearé la palabra bulbo para mencionar la estructura de almacenamiento que utilizan estas plantas en realidad no son bulbos sino de cormos. Los bulbos se forman con capas carnosas o escamas, como puede ser el caso de la cebolla, y sin embargo los cormos, como en el caso de los gladiolos, se forman por un engrosamiento del tallo. El aspecto exterior es semejante a los bulbos pero si usted corta por la mitad un cormo se dará cuenta de que es una masa única mientras que los bulbos están formados por capas.
En apariencia este gladiolo es una planta relativamente discreta aunque sin duda goza de belleza y sino mire la siguente fotografía que corresponde a un grabado de Curtis de 1794.

Gladiolus tristis en un grabado del Curtis Botanical Magazine (1794)

 Produce hojas alargadas semajantes a juncos, de ahí que en algunos lugares de España se la conozca como junquillo, y sus flores no alcanzan tampoco la belleza de sus primos los híbridos de gladiolos que alegran los jardines, que son plantas mucho más robustas y de flores multicolores de gran tamaño.
Sin embargo el gladiolo tristis supera tanto a sus primos como al resto de su familia en la que es su mejor cualidad: unas flores fuertemente perfumadas que convierten a esta planta en uno de los mayores tesoros de las noches de primavera.
Que sus flores sólo desprendan un intenso aroma por las noches no le resta atractivo sino más bien lo incrementa pues con el atardecer comienza a revivir ese sentido invisible para nuestros ojos pero que nos atrapa en su misterio como si fuésemos los insectos para los que este gladiolo comenzó a ofrecer su perfume como llamada de una promesa nocturna.
Como le decía a pesar de su discreto atractivo el gladiolus tristis se puede encontrar en muchas casas en las que nunca se ha tenido, seguramente, la menor intención de cultivar los grandes híbridos de gladiolos. En Granada, por ejemplo, existe tradición en su cultivo y es frecuente encontrar floristerías que venden sus flores cortadas o que ahora en otoño tienen a la venta bulbos. Le puedo confirmar que en la plaza de Bib-rambla hay una floristería que vende estos bulbos.

Encontrar a la venta plantas en flor es realmente raro, yo de hecho no las he visto nunca.
Aunque no se puede considerar que este gladiolo sea una rareza tampoco es una planta muy frecuente y seguramente más de un aficionado a la jardinería habrá querido comprar bulbos y le habrá resultado imposible encontrarlos.
En España creo que sólo la empresa Mascarell, de Benissoda en Valencia, es la que cultiva el gladiolus tristis de manera comercial aunque puede que algún vivero también se dedique a cultivarlos con el objetivo de obtener flor cortada.
Si se está preguntando qué precio tienen los bulbos le puedo confirmar que debido a su, más o menos, rareza se va a encontrar con una variedad de precios enorme. Ya no digamos si intenta comprarlos en Internet en alguna de las tiendas online de Europa.
Hay que reconocer que en países como Reino Unido, Holanda o incluso Alemania, es muchísimo más fácil encontrar plantas que en España es imposible localizarlas. Sin embargo en el caso de este gladiolo los precios se disparan y un solo bulbo puede llegar a costar hasta cuatro o cinco euros, aunque tal vez un “precio europeo” más razonable rondaría más bien los dos euros por bulbo.
En España esos precios son casi impensables y de hecho aquí, cuando se pueden localizar, no suelen superar el euro por bulbo, aunque es más frecuente que su precio medio ronde 0,5 euros.

Bulbos de gladiolus tristis

En este mes de Octubre estamos ya casi al final del periodo de plantación. ¿Qué sucedería si almacenásemos los bulbos para plantarlos en Noviembre o Diciembre? Pues se daría cuenta de que los bulbos habrían germinado y con brotes muy desarrollados se habrían consumido.
Desde finales de Agosto hasta mediados de Octubre es un buen momento para plantar los gladiolus tristis. Además si usted desea tener varias macetas en floración escalonada, lo que le garantizará muchas semanas con flores inundando su casa de un delicioso pefume nocturno, lo que tiene que hacer es plantar también los bulbos a lo largo de varias semanas.

En mi caso llevaba varios años sin poder cultivar estos gladiolos y este año tuve la fortuna de poder comprar los suficientes como para tener tres macetas que prometen una aromática primavera.

El cultivo del gladiolus tristis es bien sencillo.
Hay que plantar los bulbos en una mezcla de tierra, turba y algo de material que sirva para una buena drenación del agua. Se plantan a no más de 5 cm de profundidad y como mínimo a esa distancia aunque como verá por las fotos mi intención ha sido tener macetas con muchas plantas. Se cubren con la mezcla de cultivo y se riegan ligeramente.
Se dejan en un lugar sombreado aunque a ser posible que no sea umbrío y no se vuelven a regar hasta comenzar a ver las primeras hojas asomar entre la tierra.
Debe de regarse con moderación distanciando en el tiempo lo suficiente el aporte de agua como para ver que la tierra comienza a secarse, es decir, usted debe de dar tiempo a que los bulbos absorban el agua que hay en su medio y se mantenga una cierta sequedad en la tierra.
Fíjese en las hojas de estos gladiolos. Ese tipo de hojas están creadas para perder la menor cantidad de humedad posible y eso quiere decir que en su medio natural el agua de lluvia no debe de ser muy frecuente. Por lo tanto si usted riega en exceso corre el riesgo de encontrarse con unos bulbos que se habrán podrido antes de florecer.

Detalle de las hojas del gladiolo, también llamado junquillo de olor.

En los meses que nos separan de la primavera es aconsejable una posición soleada y es necesario también colocar algún tutor en cada maceta para mantener los tallos en posición erecta.
Una vez que termina el periodo de floración hay que seguir regando, siempre con moderación, hasta que a finales de primavera las hojas se secan y los bulbos pueden sacarse de la tierra para conservarlos entre papeles de periódico en un lugar seco pero lejos del calor y de la luz. También puede conservarlos en sus macetas pero no es lo más aconsejable pues cada año debe de renovar, por lo menos en parte, la tierra de cultivo y además sus bulbos habrán producido numerosos y pequeños bulbitos que puede separarlos y plantarlos de manera independiente.

Tags: ,

Category: Plantas

About the Author ()

Entre libros, plantas exóticas, cine,... y algunas cosas más.

Comments (6)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Carlos Suarez dice:

    Hola: Muy buen articulo,hace tiempo que estoy interesado en este vegetal que estuvo mucho tiempo en el jardin de la familia,traido por nuestros ancestros españoles.
    Soy argentino y he tratado de conseguir cormos de G. tristi,aca le llaman paja,pero no los consigo.Ojala pudiera comprarlos por internet.Me ayudan?
    Un abrazo

  2. Serafín dice:

    Hola Carlos
    En España es posible encontrar estos gladiolos en algunas floristerías. No es fácil localizarlos pero allí donde existe tradición cultivándolos casi nunca faltan, por ejemplo en Granada.
    El único problema es que tú vives en Argentina y tendrías que recurrir a tiendas online que vendiesen los cormos (bulbos) y los pudieran enviar al extranjero.
    Dentro de Europa no hay problema para el envío de plantas o semillas, pero no te garantizo que sea así al enviarlas a otros continentes.
    Lamento no poder indicarte con más precisión porque donde yo he comprado sólo envían a España o Europa, en ebay suelen venderlos, además en tiendas de diferentes países, pero tampoco te garantizo que puedan enviar a Argentina.
    Los gladiolus tristis comienzan a ponerse en venta en otoño así que mi consejo es que busques, de vez en cuando en Google: gladiolus tristis tienda, gladiolus tristis euros,… y combinaciones de ese tipo que puedan conducirte a páginas de vendedores. Tal vez llegues a localizar a alguno que si realice envíos a Argentina.
    Si tienes algún conocido en España podríais intentar un envío por correo pero de nuevo te encontrarías con el problema del envío de plantas-semillas fuera de Europa, y seguramente si se declara el contenido apliquen algún tipo de restricción, aunque tal vez solucionable.
    Yo hace años comprába plantas fuera de Europa pero tuve malas experiencias con la aduana, perdí varios paquetes debido a que los retenían hasta presentar certificados fitosanitarios y no sé cuántos formularios legales más, y desde hace tiempo sólo las compro dentro del continente.

    Acabo de localizar una tienda online que vende semillas de estos gladiolos. Es: rareplants.de y por lo que indican en su sitio web realizan envíos a todo el mundo.
    A partir de semillas necesitarás un par de años para que llegues a tener cormos que puedan darte algunas flores pero en tu caso puede ser una buena solución ya que el envío de los cormos puede ser más complicado desde el punto de vista de restricciones legales.

    Saludos

  3. Luis dice:

    Hola, yo llevo buscando estos gladiolos mucho tiempo pero aquí en Valencia no hay forma de encontrarlos. ¿Me podrías mandar unos cuantos bulbos? Yo te puedo mandar bulbos de freesia, de sprekelia, o si lo prefieres un giro postal, por los gastos de envío. Te lo agradecería mucho.

    Un saludo.

  4. Serafín dice:

    Hola Luis

    Voy a intentar ayudarte a que los consigas, sin embargo los que yo tengo ya los planté este año.

    El motivo es el siguiente:
    Este año, a diferencia de los anteriores, dejé todos los bulbos en las macetas. Siempre los había conservado en papel de periódico, en un lugar fresco, sin embargo este año preferí dejarlos en tierra a ver qué tal se desarrollaban.
    La sorpresa ha sido que las freesias ya están brotando y al ritmo que van es posible que den flores antes de finales de año porque algunas plantas están muy grandes.
    Ha sido toda una sorpresa pues yo siempre he tenido freesias en flor a finales de invierno o comienzos de primavera, incluso a mediados de primavera o cerca del verano, pero nunca en pleno invierno.
    Al ser el primer año que las cultivo de esta manera no sé qué sucederá, ya veremos y ya lo contaré en el blog.
    Con los gladiolus tristis hice lo mismo, los dejé en maceta, y supongo que a estas alturas los cormos ya tendrán raíces. Por lo tanto no hay manera de hacer ningún envío.
    Ten en cuenta también que ya estamos en fechas de plantación, desde finales de verano a mediados de otoño.
    Otro usuario de este blog también preguntaba por estos gladiolos, pero él tenía el problema de que vivía fuera de Europa. En tu caso creo que viviendo en Valencia deberías de tenerlo mucho más fácil. Ten en cuenta que una de las empresas que cultiva y comercializa estos cormos es de un pueblo de Valencia, tal y como menciono en el artículo.
    Posiblemente en alguna guía de teléfonos puedas localizarla y preguntarles si te los pueden enviar.

    Desde luego puedes comprarlos también a través de Internet, e incluso fuera de España, pero te va a resultar más caro.
    En cualquier caso, por si a alguien le sirve o le interesa, he localizado una página que puede ser útil para comprar muchos tipos de bulbos: http://www.bulbargence.com Ahí te pueden vender gladiolus tristis a un precio un poco elevado, pero si alguien no tiene forma de conseguirlos siempre puede recurrir a esta empresa francesa.

    Saludos

  5. Luis dice:

    Muchas gracias por la información. No entiendo porqué estos bulbos son tan difíciles de encontrar en la mayoría de comercios. Deberían estar más difundidos.

  6. Serafín dice:

    Supongo que las floristerías no tienen tanto negocio con los bulbos pues hoy día la tendencia de la gente es vivir en un piso y tener sólo algunas macetas y jarrones con flores cortadas.
    Los bulbos o cormos del estilo de las freesias, tulipanes, gladiolus tristis,… sólo tienen un momento culminante de floración que suele durar pocas semanas, y sin embargo estás obligado a cuidar de esas plantas durante meses. Resulta mucho más cómodo esperar a que vendan esas flores, que además suelen tener un tamaño y aspecto estupendo. Si te dedicas a cultivarlas nada te garantiza que un año los gladiolus tristis florezcan pobremente.
    Sin embargo se puede encontrar placer no sólo con la floración sino con el cultivo.
    Me parece un error esa tendecia a la comodidad y no veo ventajas sino empobrecimiento. Es un placer poder oler, por ejemplo, las flores de las freesias pero también es placentero cultivarlas y ver los resultados de tu esfuerzo e interés.

    Saludos

Deja un comentario